domingo, 9 de febrero de 2014

(#150 palabras: sol. dedos, lágrimas): El concierto


Era Domingo no hacía sol y volvimos al teatro de los lapices Suso y Sasa, que tantas cosas nos enseñaban.

Contaban una historia de un niño muy especial de Diego.

Diego tocaba muy bien el piano, pero una mañana se había pillado los dedos con la puerta de casa, lloró mucho de dolor, pero sobre todo sus lágrimas eran porque ya no podría tocar el piano en el  concierto del cole.La música era su vida y su instituto era especial para músicos ¿que haría?.

Necesitaba que sus dedos estuvieran bien para tocar cualquier instrumento: las castañuelas, el piano, los bongos, la  guitarra, el ukelele, la flauta, la pandereta, el violín...

Decidió que aprendería a cantar para poder participar en el concierto del cole, fue a clases de canto y cuando llego ese día fue el  protagonista.

Ahora ya tiene bien los dedos y toca el piano y canta en sus conciertos.

8 comentarios:

  1. Una historia de superación, a pesar de las lágrimas, consiguió más de lo que tenía en un principio. Me encanta!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, me encanta que te guste

    ResponderEliminar
  3. Mira que bien, nada como sacar lo bueno de un momento inoportuno ; )
    Saludos y Feliz inicio de semana!!
    Andreina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, salió así sin más, mealegra que te guste..

      Eliminar
  4. Ay pobre Diego... La ilusión y las ganas pueden con casi cualquier adversidad. Estoy con Marta, una bella historia de esfuerzo y superación.

    ¡Un besazo, guapísima!

    ResponderEliminar
  5. Me quedo con la metáfora para la vida. Hay veces que nos empeñamos en seguir un camino y no vemos otras alternativas que nos pueden hacer felices. Feliz lunes!

    ResponderEliminar
  6. Gracias, me alegro que te guste, y me lo voy a aplicar a mi misma, me Sale mejor en el ciento que en la vida, un besazo.

    ResponderEliminar

Estaría muy contenta si comentarás